Aviso Importante

Los hechos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier semejanza con la realidad, es pura coincidencia

sábado, 23 de enero de 2016

La última cosecha

Posó sus escasas herramientas sobre el hombro. Detrás dejó el campo estéril, quedaron solo unas ratas entre los rastrojos y el viento levantando polvo, ni una vieja semilla capaz de llevar vida a otro lugar. 

4 comentarios:

Josefa dijo...

Me encantó este breve cuento. Que describe muy bien lo que es la tierra esteril.
Un cordial saludo.

RECOMENZAR dijo...

Intenso vos en tus letras

TORO SALVAJE dijo...

Que desazón....
El relato es magnífico.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola!!!! Nunca supe que escribías!!!! Esto de los blogs es algo difícil de entender para mi mente...Prometo leer todo lo que pueda!!! Y Felicitaciones...escribí un cuento o sugerime alguno para que lo narre!!
GraTa