Aviso Importante

Los hechos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier semejanza con la realidad, es pura coincidencia

domingo, 25 de enero de 2009

El Sendero Púrpura.

Mientras resuenan en la cabeza las penetrantes guitarras de “Stray Cat Blues”, el ansia por que lleguen los rifts y ritmos penetrantes de “Midnight Rambler” y “Sympathy for the Devil”, en lo profundo de la psiquis comienzan a danzar imágenes de notas musicales que van tornando del dorado al gris oscuro y opaco como el cielo que se observa desde una ventana… aparecen como rayos cósmicos imágenes del pasado y del futuro que se funden con corcheas y claves de sol en una danza escalofriante, dando el punto de partida a una orgía violenta de razonamientos.
Buscando los motivos del cambio, los porqué de un comportamiento cada vez más inhumano, esas variaciones que se van produciendo, la ejecución de actos, el disparo de palabras, balas de plata dirigidas al cordero confundido con el lobo, que deja su rastro de sangre cada vez más grueso mientras el victimario camina sobre ese ungüento viscoso y de color púrpura sin remordimiento, sin importar las consecuencias… mientras se desangra la integridad del otro ser.
¿Cual es la cura para ese comportamiento? ¿Existe alguna? ¿Será que la salida es la búsqueda conciente de la autodestrucción tanto física como espiritual?
Cuántas veces el ser humano trabaja para endurecerse hasta llegar a un punto en que no le importa lo que suceda alrededor, en que le da lo mismo ver a una madre indigente que a un perro jugando con un hueso, esa metamorfosis que se va dando de manera inexorable con el paso del tiempo hasta que en algún momento de cualquier día esa bala de plata transformada en algo inesperado es dirigida hacia el propio cordero que perdió su investidura de lobo, instante en que su sangre pasa a engrosar el sendero púrpura…
¿Será ese el tiempo de la famosa paz eterna?


El Señor de Monte Grande

26 comentarios:

Patricia A. dijo...

La cura es el amor... solo él puede, un beso

thoti dijo...

.. patricia A., unos párrafos más arriba dice que la cura es el amor.. que sólo él puede.. yo la creo..
.. me has hecho pensar con tu reflexión..
.. un abrazo, señor de Monte Grande, desde mis solitarias colinas..

Evan dijo...

Para mi también la cura es el amor, si él no lo cura nada lo hace...

Un beso MG!

Patricia dijo...

Va quedando sólo el amor, invisible, cauto, merodeando esta realidad asqueante.

Ser más que los demás hoy es una materia indispensanle para el ego "humano".

El poder chupa la sangre de la justicia,
la justicia se esconde en sus plataformas indelebles,
las plataformas estás construidas sobre arenas movedizas.

La nada nos espera,
sólo somos eso,
nada de paso en un mundo
sin paz.

Besos Sr de MG

La Calderón dijo...

Hola Sr. de M. Grande: "Paz eterna"
¿Será que solo aspiramos a lograrla, una ves que hayamos emprendido ése viaje sin retorno, del que no se sabe a ciencia cierta, si verdaderamente hay retorno, ó no?
Aunque no sea eterna ¿No seremos capaces de adquirirla aquí, en éstre sistema en el que vivimos?
Como absolutamente todo, es un búmerang, en la vida, talvez, sería cuestión de lograr la paz interior, y salir a la calle como si fuéramos espejos.
Sé, que no es fácil, pero tampoco imposible, y todo depende del AMOR.
Muchas gracias por su visita, y el análisis de mis versos.
Susana..................

Isabel dijo...

Encantada de conocerte y ten por seguro que pasaré a leerte con lentitud,como te mereces.
Un abrazo transoceánico y hasta pronto.:-)

M@R dijo...

hola,,,
gracias por tu visita,,,
el amor lo puede todo es como la fe que mueve montanas,,,

volvere,,,

abrazos,,,

Romy dijo...

la cura es el amor...pero sabemos que es realmente el amor?....sabes, tu texto es dolorosamente real....y asusta cuando la realidad se asemeja tanto a nuestra piel...quiza sea parte de crecer...pareciera como si al hacerlo fueramos perdiendo la mirada...
la cura es el amor..
la cura es el amor....
y es posible el amor?
gracias por el texto, me dejo un nudito en la garganta...

saludos niño...

mimbre dijo...

Sr. de Monte Grande...
El escrito es más duro que el hambre pero más real que un amanecer... para reflexionar, pero como dijo Mahatma Gandhi " ojo por ojo y el mundo quedara ciego"
Concuerdo con los comentarios, el amor, solo el amor, salvara el mundo...El amor divino!!!
Lo saluda su vecino
Osvaldo.

ade dijo...

- Un gusto pasar por aca, te sigo leyendo. Ade

no todos entendemos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Poetiza dijo...

La cura es el amor, sin duda amigo, el amor es una fuerza poderosa que todo lo puede. Paso a dejarte mis saludos y besos, cuidate mucho, siempre es un placer tenerte en Mis Pensamientos. Besos desde Mexico.

Estrella Altair dijo...

Que puedo decir.... concuerdo... miedo me dá que sólo esa sea la salida la autodestrucción.... y caminamos hacia ella... de todas formas hay que ser optimisma Señor de Monte Grande.... tambien es verdad que hay gente buena, comprometida, seria, responsable, que salvaguarda la moral, el honor y la ética... y me niego a pensar que todo sea negativo, necesitamos mas conciencia es verdad, y escritos como este ayudan a ello.

Un abrazo

porque borra lo que ustes mismo escribió? dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

... No es que se escéptica, pero cuando se llega a ese grado, es muy dificil recuperar el terreno perdido; no creo que ni el amor puede salvar a una persona así.
Un placer enorme leerte
Un beso desde España

Gara dijo...

El amor, es el sentimiento q mueve el mundo, todo lo crea, todo lo destruye, solo el puede,muy bueno tu escrito.

Te sigo,besos.

lascivia dijo...

Creo que todos encontramos la clave, el amor, pero se ha convertido en un concepto tan egoísta de un tiempo a esta parate que creo también que antes deberíamos encontrar el amor verdadero, el desinteresado, el que primero nos cure de tanta avaricia, egoísmo, crueldad y podamos mirar al otro de diferente manera y saber entregar sin mirar, saber comprender sin juzgar, darnos cuentas de que todos somos parte de lo mismo y que debemos salvarnos dando nuestras manos a quien las necesite.
Me encantó tu posteo y te aseguro que me deja pensando.
Besos lascivos.

TORO SALVAJE dijo...

Sé cual es ese endurecimiento, es terrible.
Lo peor es que no se puede volver.
Uno se queda ahí.
Pétreo.

Saludos.

Miriam Jaramillo dijo...

Que buena reflexion amigo mio. Cada vez la humanidad,valga la redundancia se vuelve mas inhumana. Mi saludo con especial afecto.

Mar y ella dijo...

El amor es el que debe colocar un arcoiris en nuestars vidas,pero para eso debemos abrir l as puertas del corazón ,para que se refresque y deje entrar,al amor..
Mariella

angélica beatriz dijo...

Mi Amigo querido, tu escrito habla de una dura verdad, la realidad de los corazones vacíos, duros, que piden a gritos ser colmados de amor, arropados y consolados, aunque no se den cuenta...

Un beso muy grande para ti.

kukilin dijo...

Coincido que la cura es el amor, èl todo lo puede.
Creo que tanta indiferencia è inhumanidad ante el dolor ajeno, solo tiene un nombre... DESAMOR.
Abrazos♥

RECOMENZAR dijo...

Excelente texto basado en una verdad que se pone en manifiesto Te sigo desde mi lejos

Mía dijo...

Creo que esa metamorfosis que sufrimos no tiene regreso...posiblemente la cura sea el amor ahora mi pregunta es, sabremos identificarlo o reconocerlo cuando lo tengamos cerca luego de tanta destrucción de valores?.

Un beso

Mía

SoL LuNaR dijo...

el presente es el tiempo de la famosa paz eterna

RosaMaría dijo...

Mmmm. Una profunda reflexión y una pregunta difícil. Cuando no haya más que destruir el mundo oscuro se encaminará al fin hacia la luz. Eso quiero creer. Un abrazo esperanzado