Aviso Importante

Los hechos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier semejanza con la realidad, es pura coincidencia

viernes, 14 de diciembre de 2007

Añoranza

Añoro tenerte entre mis brazos para volver a sentir tu fuego,
y cuando te vayas, con un beso no decirte ni adios ni hasta luego.

14 comentarios:

Evan dijo...

Añoranza, esa palabra es muy doloroza...

Te dejo un abrazo fuerte! :)

kukilin dijo...

Coincido con evan; Es tristemente dolorosa...
Un abrazo.

T3Mo dijo...

... :(...

Poetiza dijo...

Tanto dolor en pocas palabras. Saludos.

Poetiza dijo...

Feliz Navidad y un Año Nuevo lleno de alegria, paz y amor para ti y tu familia. Abrazos y besos a la distancia.

anamorgana dijo...

Si mejor no decir adios ni hastaluego.Quizás asi el dolor y la añoranza sean menores, siempre queda la esperanza...
saludos
anamorgana

Miriam Jaramillo dijo...

De alguna manera,todos los seres humanos,anoramos. Las anoranzas forman parte de la vida misma. Feliz navidad,querido amigo. Sinceramente.

TOROSALVAJE dijo...

La añoranza tan bellamente escrita más que un dolor parece un privilegio.

Saludos.

MAYA EN CIUDAD NOSTALGIA dijo...

Yo no me iría nunca poeta, porque como dice Toro la añoranza en la voz de un poeta es un privilegio para cualquier musa que se encuentra en ella.

Un beso maestro,

Maya

Patricia dijo...

El amor abraza sólolos corazones nobles, aún en sus ausencias de pieles.

Gracias amigo por estar siempre y por tus deseos y palabras que las siento desde siempre.

Estoy en medio de la nada, tomámdome un descanso..pero igual tengo una computadora cerquita...

Te dejo besos.
Cuidate mucho.... por favor

hiskka dijo...

Añoranza como nostalgia, como melancolía, palabras que adornan el privilegio de sentir.
Recibe mis saludos

ynarud dijo...

Añoranza… más que dolorosa, me asegura que antes viví…, para luego sentirla.

;)

Mar y ella dijo...

Si,sin principios ni finales....bien...
Mariella.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Esa palabra me suena a melancolia a tristeza.. Pero debemos sentirla y aprender a vivir con ella.. por que casi siempre visita nuestra alma.

abrazos..