Aviso Importante

Los hechos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier semejanza con la realidad, es pura coincidencia

viernes, 8 de junio de 2007

Una luz, una llama

La llama de una velita encendida a la distancia,
para unos la luz de la esperanza,
para otros el faro de un camino de constancia,
para Dios el pedido de un alma a su confianza.

La luz de una velita en la cerrazón,
no es solo fuego o luz en una habitación,
es la reafirmación de una oración,
para alguien que se lleva muy profundo en el corazón.

3 comentarios:

peregrina dijo...

Siempre es bueno encender una luz, aunque nadie la descubra, Dios la verá

Bichito de luz dijo...

Gracias por esa luz
reflejada en tu poema

Abrazos luminosos desde el sur

Sandra Perez dijo...

La luz es la reafirmación de una oración,
para alguien que se lleva muy profundo en el corazón.Hermosas letras para culminar tu poema. Besosssss.