Aviso Importante

Los hechos y personajes de este blog son ficticios. Cualquier semejanza con la realidad, es pura coincidencia

viernes, 15 de junio de 2007

Opacidad

Abres los ojos y ves el gris de tu naturaleza,
de tus manos tocando el hastío,
como martillos quebrando al gentío,
que se agolpa a saborear sus impurezas.

Crecimiento de lo inhumano,
nacen en cada pensamiento y en cada mano,
a nadie importa el florecer de una rosa,
total la vida siempre es tramposa.

Se abren los cielos de tus entrañas,
por amor crees tu, pero nadie te extraña,
en el vuelo de un ave exterminadora,
tu sienes partirán en busca de la aurora.

7 comentarios:

Sandra Perez dijo...

Hombre de poca fe, siempre habrá alguien que te extrañe...y la vida es tramposa, si, pero que lindo es vivirla de igual manera!!!. mis besossss para vos y muy buen finde largo en esta echeverria muyyyy fria!!!.

** MARÍA ** dijo...

Ui, tus letras pesan, pesan de tristeza y apatía. Almenos es lo que me trasmitió a mi.

Un poema sin colores y lleno de gris.

Besos y buen fin de semana.


** MARÍA **

Blood dijo...

A veces la frase "naturaleza humana" cobra vida en nosotros, y no nos gusta lo que somos capaces de ofrecer.

Saludos sangrientos

Blood

Evan dijo...

Cuanta tristeza y cuanto dolor tienen tus letras y a mi me pegan fuerte, porque nadie me extraña y eso duele...

Llegué aquí por casualidad. Saludos!!

Bichito de luz dijo...

De verdad estás triste?
o será el invierno que ya se aproxima, enfríando también los ánimos?

Abracitos bichosos

El Señor de Monte Grande dijo...

Sandra: Si es lindo vivirla con sus avatares, ahora eso de que siempre alguien te extrañe, no estoy tan convencido.
María: Gracias por entender lo que quise transmitir.
Blood: No solo lo que transmitimos, sino lo que nos transmiten.
Evan: Entiendo tu sentimiento y a veces te lo hacen sentir.
Bichito: Ojala fuera tristeza, no el invierno no tiene la culpa.

Sandra Perez dijo...

No tenes amigos, amigas, familiares que te extrañen????. La verdad, eso sí que es triste... Yo, por lo menos tengo a mis hijos que si me ausento unas horas, ya me extrañan... Mas besossss.